ESO Observatorio Europeo Austral

Observatorio La Silla bajo la Vía Láctea.

Observatorio La Silla  Se encuentra en los límites del desierto chileno de Atacama, ubicado a 600 kilómetros al norte de Santiago de Chile, en la parte sur del desierto de Atacama y a una altitud de 2.400 metros. El Telescopio de Nueva Tecnología (New Technology Telescope, NTT) de 3,58 metros de diámetro, estableció nuevos parámetros para la ingeniería y el diseño de telescopios y fue el primero en el mundo en tener un espejo principal controlado por ordenador (óptica activa), una tecnología desarrollada en ESO y aplicada ahora en la mayoría de los grandes telescopios del mundo.

El Telescopio ESO, de 3,6 metros de espejo primario, alberga hoy al buscador de planetas extrasolares más importante del mundo: el instrumento HARPS (High Accuracy Radial velocity Planet Searcher o Buscador de Planetas con Velocidad Radial de Alta Precisión) un espectrógrafo con una inigualable precisión.

El Observatorio de La Silla es el primer observatorio del mundo que obtiene, por parte de la Organización Internacional para la Normalización, la certificación (ISO) 9001 en Sistema de Gestión de Calidad. Muchos de los estados miembros de ESO también utilizan las infraestructuras de La Silla para proyectos específicos, tales como el Telescopio Suizo de 1,2 metros Leonhard Euler, el Telescopio Rapid-Eye Mount (REM) y el buscador de explosiones de rayos gamma TAROT. Asimismo, existen instalaciones para todo tipo de usuarios, como el MPG/ESO de 2,2 metros, y el Telescopio Danés de 1,54 metros. Su Cámara de Gran Campo (el Wide Field Imagen, WFI) de 67 millones de pixeles, instalada en el telescopio de 2,2 metros, ha obtenido numerosas imágenes de objetos celestes, algunas de las cuales se han convertido en iconos de la astronomía.

 

http://www.eso.org/public/teles-instr/lasilla/

 


 

Cazando una estrella desde el VLT.

VLT El conjunto del Very Large Telescope (VLT) es, hasta el momento, el buque insignia de la astronomía terrestre europea de nuestra era. Es el instrumento óptico más avanzado del mundo. Consta de cuatro Telescopios Unitarios (Unit Telescopes, UTs) con espejo primario de 8,2 metros de diámetro más cuatro Telescopios Auxiliares (Auxiliary Telescopes, ATs) móviles de 1,8 metros de diámetro. Los telescopios pueden funcionar conjuntamente para formar un “interferómetro” gigante, el VLT Interferometer o VLTI, que permite ver detalles con 25 veces más precisión que con telescopios individuales de mayor tamaño.

Los haces de luz se combinan en el VTLI utilizando un complejo sistema de espejos situados en túneles subterráneos donde las trayectorias de luz deben mantenerse iguales, alineándose con una precisión de 1/1000 mm en distancias de unos 100 m. Con este tipo de precisión, el VLTI puede reconstruir imágenes con una resolución angular de milisegundos de arco, lo que equivaldría a distinguir los dos faros de un vehículo a una distancia similar a la que separa a la Tierra de la Luna.

Los Telescopios de 8,2 metros de diámetro también pueden utilizarse individualmente. Con uno de ellos, se pueden obtener imágenes de objetos celestes muy débiles, llegando a la magnitud 30 tras una hora de exposición. Esto equivale a poder ver objetos que son cuatro mil millones de veces más débiles que el límite detectable por el ojo humano.

http://www.gemini.edu/

 


 

La Vía Láctea brilla sobre las antenas de ALMA.

ALMA En lo alto del llano de Chajnantor, en la Cordillera de los Andes, en Chile, el Observatorio Europeo Austral (ESO), opera, junto con sus socios internacionales, el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), un telescopio de vanguardia para estudiar la luz de algunos de los objetos más fríos del Universo. Esta luz tiene longitudes de onda de alrededor de un milímetro, entre el infrarrojo y las ondas de radio, por lo que se conoce como radiación milimétrica o submilimétrica. ALMA está compuesto por 66 antenas de alta precisión, repartidas a distancias que pueden alcanzar los 16 kilómetros. Esta colaboración global es el mayor proyecto astronómico basado en tierra desarrollado hasta el momento.

¿Qué es la astronomía submilimétrica?
La luz en estas longitudes de onda proviene de grandes nubes frías en el espacio interestelar a temperaturas sólo unas pocas decenas de grados por encima del cero absoluto y de algunas de las galaxias más tempranas y distantes del Universo. Los astrónomos pueden usar dicha luz para estudiar las condiciones químicas y físicas que se dan en estas nubes moleculares, densas regiones de gas y polvo donde están naciendo nuevas estrellas. A menudo, estas regiones del Universo están oscurecidas y permanecen ocultas en el rango visible de la luz, pero brillan con intensidad en la parte milimétrica y submilimétrica del espectro.

¿Por qué construir ALMA en la zona alta de los Andes?
La radiación milimétrica y submilimétrica abre una ventana hacia el enigmático Universo frío, pero el vapor de agua de la atmósfera terrestre absorbe las señales que nos llegan desde el espacio. Por ello, los telescopios de este tipo deben construirse en lugares altos y secos, de ahí que se escogiera la llanura de Chajnantor, a 5.000 metros de altitud, lo que lo convierte en uno de los observatorios astronómicos más altos de la Tierra.

ALMA es un telescopio único con un diseño revolucionario, compuesto inicialmente por 66 antenas de alta precisión, que operará a longitudes de onda de 0,32 a 3,6 mm. Su conjunto principal tiene cincuenta antenas de 12 metros de diámetro cada una, que actúan conjuntamente como un solo telescopio: un interferómetro. Esto se complementa con un compacto conjunto adicional de cuatro antenas de 12 m de diámetro y doce antenas de 7 m de diámetro. Las antenas ALMA pueden configurarse de distintas maneras, y las distancias máximas entre antenas pueden oscilar entre los 150 metros y los 16 kilómetros, lo que proporciona a ALMA un potente “zoom” variable. -Podrá sondear el universo a longitudes de onda milimétricas y submilimétricas con una sensibilidad y resolución sin precedentes, con una visión hasta diez veces más nítida que la del Telescopio Espacial Hubble, lo que permitirá complementar las imágenes obtenidas por el Interferómetro VLT.

http://www.ctio.noao.edu/soar/

 


 

Representación gráfica del ELT en funcionamiento.

ELT  Extremely Large Telescope, es un telescopio terrestre de grandes dimensiones, basado en un revolucionario y nuevo concepto. Con 39 metros de diámetro, con una estructura de 5.000 toneladas de peso y 80 metros de altura, es la respuesta europea para la nueva generación de telescopios ópticos. Se emplazará en el Cerro Armazones, Antofagasta, en pleno Desierto de Atacama y será operado conjuntamente con el telescopio VLT emplazado en el Cerro Paranal.

Será el telescopio óptico e infrarrojo cercano más grande del mundo: “el mayor ojo hacia el cielo”. Posibilitará el estudio de los planetas extrasolares, así como de sus atmósferas, de los discos proto-planetarios exteriores al Sistema Solar, de los hoyos negros súper masivos, de la formación de galaxias y de la naturaleza y distribución de la materia oscura y la energía oscura.

Con un inicio de operaciones planeado para mediados de la próxima década, el ELT enfrentará los mayores desafíos científico astronómicos de nuestro tiempo, incluyendo primicias como el rastreo de planetas del tipo Tierra, alrededor de otras estrellas, en las llamadas “zonas habitables” donde podría darse la vida, uno de los griales sagrados de la astronomía observacional moderna. Llevará a cabo “arqueología estelar” en galaxias de la vecindad, así como contribuciones significativas a la cosmología, como la medición de propiedades de las primeras estrellas y galaxias y de la materia y energía oscura.

https://www.eso.org/public/chile/teles-instr/elt/